img 952 006 296
info@cgvesta.com
img Calle Sierra Almijara, Local 5. 29730 – Rincón de la Victoria (Málaga)

Control del embarazo

A través del control del embarazo podemos reducir la morbimortalidad perinatal y materna, prevenir los potenciales riesgos durante la gestación así como detectar y tratar los problemas que tengan lugar durante el embarazo ya se trate, o no, de un embarazo de riesgo. Los controles prenatales de la gestación deben efectuarse da forma periódica, completa, precoz y de calidad.  Así, los especialistas podrán aplicar las medidas del campo de la obstetricia más convenientes a cada caso. El momento adecuado para acudir a la consulta ginecológica es el preciso instante en que la paciente sospeche que puede estar embarazada. Lo ideal es que la primera consulta tenga lugar antes de la 10ª semana, de esta forma se pueden planificar eficazmente las acciones a ejecutar durante el período de gestación. Normalmente, se considera que las primeras 12 semanas son aptas para realizar la primera visita al ginecólogo. El seguimiento ginecológico periódico, junto con el control clínico prenatal, garantiza un mayor nivel de seguridad para la madre y para el feto en todos los aspectos. Gracias a las exploraciones y pruebas complementarias el especialista puede aumentar la precisión a la hora de diseñar un protocolo personalizado para cada gestante, obteniendo así resultados verdaderamente positivos para la misma y para el feto. Las consultas prenatales serán tan frecuentes como precise la paciente, en Centro Ginecológico Vesta atendemos cada caso de forma personalizada. En los casos que presenten factores de riesgo aplicamos un plan de vigilancia más estricto que nos permitan mantener bajo control las complicaciones obstétricas o médicas que puedan amenazar el buen estado de salud de la paciente o del feto. La periodicidad más beneficiosa para potenciar el óptimo desarrollo del embarazo está estipulada entre 7 y 10 consultas prenatales. Si no existen factores de riesgo, la asiduidad habitual suele ser la siguiente: Hasta la 36ª semana: cada 4-6 semanas. De la 37ª a la 40ª semanas: cada 1-2 semanas. Después de la 40ª semana: de 1 a 3 veces por semana.